Feminismos- LGTBI


Albert Joseph Pénot -Départ pour le Sabbat (1910)
Las mujeres, por el hecho de ser mujeres, y las personas LGTBI, estamos sometidas a una doble represión, la del Sistema Neocapitalista y la del Patriarcado.

Desde esta página nos proponemos visibilizar y defender casos de los que tengamos noticia, sobre todo de la Región de Murcia, y formar e  informar sobre violencia machista mediante artículos y documentos que consideremos de interés para saber más de esta cultura que impera en nuestra sociedad  y poder así actuar con respuestas justas.


(podéis buscar en "etiquetas" en estas frases: Feminismos y/o LGTBI para ver entradas sobre estos asuntos)

__________________________________________________

REFLEXIÓN

Me han dicho tantas veces eso de No pareces madre o No te pega nada ser madre que me pregunto, según las personas que así opinan, ¿qué look es "maternal" o qué actitud "hay que tener" para ser considerada madre?
Efectivamente, va a ser que en cualquiera de esas respuestas no voy a estar. 
#MaternidadesSubversivas
#NoConTuCaja
(Lucy Sombra)



RETRATOS DE MADRES PUNK SIN ESTEREOTIPOS, por Celia Sánchez

Luego de que Celia Sánchez tuvo su primer hijo, le decían que no se veía como una mamá; así que tomó su cámara para redefinir lo que es ser madre.
Reportaje fotográfico

__________________________________________________

OPINIÓN 

TRES HORAS EN MI CAFETERÍA FAVORITA
(por Lucy Sombra)
(Cuadro de Thomas Saliot)

Tres horas en mi cafetería favorita. Tres horas corrigiendo redacciones ('Does money bring happiness?') con mi boli verde y mi portátil y de fondo una conversación pesada y repetitiva como el zumbido ese rítmico y aburrido de la Fórmula Uno: la chica que es Madre por-encima-de-todas-las-cosas habla de su nena. La nena está presente, expuesta como un ser fabuloso o mitológico encima de la mesa y sólo habla La Madre-por-encima-de-todas-las-cosas de lo que hace la nena, cómo come la nena, cómo juega en casa la nena, cómo es eso que le sale aquí a la nena cuando sonríe, cómo es la carita esa que se le pone cuando le haces así en la barriguita, cómo hace cuando vienen los abuelos la nena, cómo es todo desde que entró en la guardería la nena, cómo gestionan las rabietas de la nena, cómo se educa a la nena, cómo en la cumbre más alta de la modernidad (donde La Madre-por-encima-de-todas-las-cosas se ha instalado) sigue saliendo por las tardes a tomar café con sus amigas y su nena. 

Todas las amigas comensalas invitadas a participar de esta gran fiesta que es la maternidad monologada están calladas y de vez en cuando sacan el dedo índice para que la nena socialice o se la turnan y se la pasan como si fuera una estatuilla sagrada, un objeto de veneración. De repente es 1964 y soy testiga de la Mística de la Feminidad. Quiero decir algo sobre reivindicar una maternidad que no sea un coñazo, pero me callo. Quiero decir que existen madres que hablan más allá de sus hijxs, pero me callo. Quiero decir que un hijx a veces es un hueco que llevas dentro, que la soledad no se combate reestructurando las habitaciones de una casa, que tener tu vida y tu propia conversación no te convierte en una mala madre.

 Pero no digo nada, ¿quién soy yo para secar esos ojos temblones y acuosos como de Candy Candy manga que tiene La Madre-por-encima-de-todas-las-cosas mientras se tira tres horas monologueando sobre su nena? Hay pocas cosas en el universo más aburridas que una Madre-por-encima-de-todas-las-cosas hablando sin parar de las anécdotas, ocurrencias, momentazos y hazañas de su nena. Estaba esperando todo el rato que alguna de las comensalas dijera algo y cambiara esa diarrea homogénea por algo más sólido, más interesante. Pero no. Quizá las comensalas también tengan hambre de hijx. Quizá las comensalas también quieran reestructurar habitaciones y ponerle algún nombre new age a su soledad y venerarla por encima de todas las cosas. 

Ya de vuelta a mi casa, dispuesta a ponerme alguna peli gore que estuviera a la altura del regusto que me había dejado la tarde, fantaseaba con la idea de que quizá las comensalas saldrían de la cafetería (a la hora que la nena marca que ya hay que irse a casa a mimir) y acabarían locas a chupitos y cubatas hablando sobre pollas y estilos de felar y ese último vídeo que pasaron por el grupo de wasap donde un tipo se corre como litros y litros sobre una chica china o japonesa que está súper agobiada y no sabe qué hacer con tanto semen, pero que al parecer está trucado y es una prótesis y, ¿hola? Tía, el tamaño de los huevos del payo del vídeo no me parecen tampoco normales, ¿tú lo has visto?

__________________________________________________

¡Un pensamiento del siglo... XIX!


Mary Wollstonecraft Shelley nació en Londres, el 30 de agosto de 1797, y falleció el 1 de febrero de 1851. Fue una narradora, dramaturga, ensayista, filósofa y biógrafa británica, reconocida sobre todo por ser la autora de la novela gótica Frankenstein o el moderno Prometeo (1818)

__________________________________________________



EN LEGÍTIMA TRISTEZA
Foto de la genial Susan Copich
No sonrío todo el tiempo. 
Nadie lo hace. 
No es real, es los muros de facebook con todos los megusta y todo ese narcisismo ultra happy y todo ese imaginario casi machista, casi misógino que te prescribe que mejor contenta todo el rato. 
Yo no tengo vocación de azafata, ni soy la imagen wachi de ninguna empresa, ni llevo un marco alrededor de mi cabeza con una ventanilla de cara al público. 
Simplemente, hay días que son una puta mierda y al sonríe-que-estás-más-guapa me apetece contestarle pues-hoy-no-me-sale-del-coño. 

Hay días que son tristes como ramos de flores atados a un quitamiedos.

Y no pasa nada.

Todxs tenemos derecho a tener momentos para actuar en legítima tristeza.


Susan Copich

Nació en 1968 en Youngstown, Ohio, donde recibió su BFA en Interpretación y Coreografía de la Universidad Estatal. Desde que se graduó en la universidad, Copich ha tenido diferentes profesiones como la de bailarina moderna. 
Buscando explorar nuevas formas de arte y expresión personal, Copich regresó a la academia en el famoso Centro Internacional de Fotografía de la Ciudad de Nueva York. 
No fue sino hasta 2010, mientras asistía a ICP, que Copich se haría famosa por su aclamada serie fotográfica Domestic Bliss. Esta serie da voz a la "oscuridad" interior de Copich mientras examina la vida familiar en un contexto humorístico. 

__________________________________________________

Qué es el Ecofeminismo, o mejor, los Ecofeminismos?



Françoise d'Eaubonne, en 1974, “adoptó por primera vez el término de ecofeminismo para representar el gran potencial de las mujeres al iniciar una revolución ecológica que... SEGUIR LEYENDO...


__________________________________________________  

Artículos de prensa de interés publicados en diciembre de 2016

"Las feministas no son, cada una es lo que le place y le viene en     gana".

"Porque el feminismo no es una caja que se rellena con prejuicios. Porque nos gusta cuestionar y fusilar estereotipos que nos dicen cómo o quiénes tenemos que ser", opina Lucy Sombra.



"Si el feminismo no se encontrara con tantos obstáculos entre los hombres de izquierdas, ya estaría asumido como irrenunciable dentro de la lucha de clases", reflexiona Barbijaputa.




















__________________________________________________

TRAEMOS A NUESTRO BLOG 68 REFLEXIONES DE MUJERES QUE DEJARON HUELLA

(Desde la página  CULTURA INQUIETA)


Simone de Beauvoir
 "No nacemos como mujer, sino que nos convertimos en una".
 (Simone de Beauvoir)


La filósofa Simone de Beauvoir centró el foco de interés de su pensamiento en el estudio de género y el feminismo, y en esta frase aparece formulada una de sus ideas más importantes: el género como algo no biológico.
Para leerlas todas puedes hacer clic aquí


__________________________________________________

Mujer maltratada, denuncia a su marido por abusos sexuales hacia su hija y la sentencia es...

Rueda de prensa 5/07/2016
Giuliana se pone en contacto sucesivamente con la Coordinadora Anti Represión, la Asamblea 7N de Murcia, la Plataforma 8 de marzo de Cartagena y AMIM (asociación contra el maltrato infantil)  y nos relata su inconcebible caso.

Un juzgado de primera instancia de Cartagena le ha retirado, como medida cautelar y por procedimiento de urgencia la guardia y custodia de su hija de 4 años y se la ha otorgado al padre, contra quien existe procedimiento abierto por presuntos abusos sexuales a la menor de edad.

Nos entregó un detallado informe realizado por AGAMME, Asociación Galega contra o Maltrato a Menores donde se aprecian graves irregularidades en la actuación del juzgado. (7 de abril de 2016)

Dicha asociación también emitió un comunicado de "condena" de la actuación de ese juzgado, indicando que  "el juzgado ha actuado en la retirada de la custodia a la madre de la niña, haciendo referencia a un supuesto trastorno de personalidad aunque ninguna evaluación de salud mental ha concluido que la mujer padezca trastorno alguno y en el procedimiento no ha participado ningún profesional de salud mental".  

Estrela Gómez presidenta de la citada organización ha indicado que además "se está produciendo sesgo xenófobo al hablarse de un concepto ideológico y no científico como es el del síndrome de Ulises, aplicable únicamente a personas inmigrantes”.

Este caso no es único. Cada año decenas de casos similares se ven los juzgados y muchos terminan con la retirada de la custodia a las madres que denuncian abusos.
El informe de Save the Children La justicia española frente al abuso sexual infantil en el entorno familiar (2011), ya indicaba que la inmensa mayoría de los casos de abuso sexual intrafamiliar no llegan a juicio, son sobreseídos por considerar el juzgador insuficiente la base de prueba.

Denunciar abusos sexuales a hijos menores aumenta riesgo de retirada de custodia. "La madre debe callar, convertirse en encubridora o en ese fantasma ausente que nombran las personas que sufrieron incesto en su infancia. Callar o arriesgarlo todo."

CONVOCAMOS (el 5 de julio de 2016) UNA RUEDA DE PRENSA  PARA DENUNCIAR EL CASO AGRAVADO PORQUE NO HA PODIDO VER A SU HIJA EN MÁS DE TRES  MESES



Madre de Cristina, chica asesinada por defenderse de una violación

Este fue el comunicado:

Compañeras y compañeros,

Hoy nos ponemos en contacto con vosotras por un doble motivo; por un lado, porque seguimos hacia adelante en la lucha por el recuerdo y el reconocimiento de violencia de género del asesinato de Cristina, quien fue asesinada en el portal de su casa por defenderse de una violación.

Por otro lado, queremos informaros de un acuciante caso de machismo y xenofobia que se está produciendo en nuestra región. Giuliana, mujer inmigrante, lleva más de 90 días sin ver a su hija. El motivo; haber denunciado a su padre.

El caso (por no decir martirio) de Giuliana comienza en 2013, cuando, haciendo acopio de valor, decide recurrir a los servicios públicos en búsqueda de ayuda y denunciar a su marido (no exponemos los detalles de esta denuncia por no vulnerar la intimidad de Giuliana y su hija). Ya en este momento, Giuliana, lejos de encontrar comprensión y respeto, se topó con acusaciones vacías sobre que no era coherente lo que decía, “que estaba loca”, que lo que estaba haciendo era perjudicar a un buen hombre, y que lo que quería era divorciarse, quedarse con la casa, etc., etc., etc. Unas afirmaciones que son más propias de una conversación de taberna entre “machos alfa” que de servicios sociales, donde simplemente no debería ser legal que éstas se vertiesen hacia nadie, y menos hacia personas que, como Giuliana, visitaba por primera vez la institución.

A partir de este momento, se inicia un proceso cargado de irregularidades y de acusaciones infundadas. Por cada denuncia que pone, Giuliana recibe acusaciones similares y se le aconseja no hacerlo. La palabra de su marido no se pone en entredicho; ella es la única que tiene que probar y probar y someterse a interrogatorios. Su hija queda completamente desprotegida; las acusaciones hacia el padre de la niña, estando todavía en trámite los procesos judiciales, no son obstáculo para que éste pueda seguir viéndola a solas. Finalmente, el padre pide la custodia total de su hija como “medida cautelar”. En marzo, en un juicio donde los testigos de Giuliana no son citados oficialmente, no pueden entrar a declarar pese haber asistido, y no se aceptan pruebas, como grabaciones, que otorgan la razón inmediatamente a Giuliana, ésta pierde la custodia de su hija.

Pese a que en la sentencia se reconoce su derecho a ver a su hija periódicamente, Giuliana no puede verla desde marzo por la saturación de los puntos de encuentro; la lista de espera en Cartagena se remonta a 2014.
Se trata, a todas luces y como anunciábamos, de una discriminación obvia por razones de procedencia y género. 



Publicaciones de la Rueda de prensa:

La Crónica del pajarito: 103 días sin ver a mi hija  




__________________________________________________


No hay comentarios:

Publicar un comentario