martes, 30 de mayo de 2017

¡NI UN PASO ATRÁS!


Ayer en Murcia más de un centenar de personas convocadas por grupos feministas nos concentramos para denunciar la situación de desprotección de las mujeres por parte de la sociedad patriarcal establecida.

Instituciones que no desarrollan ni aplican sus propias raquíticas leyes de igualdad, más preocupadas con "quedar bien", con ese minuto de silencio que nunca falta en las puertas de los organismos oficiales y a continuación, esa clase política que las dirige y nos gobierna, vuelve a entrar en sus despachos, sentándose en sus sillones a seguir con otros asuntos sin mostrar la más mínima sensibilidad ni voluntad política para cambiar esta carrera machista de crecimiento exponencial sin punto de inflexión.



Medios de comunicación que resaltan el amarillismo "del caso", hablando de muertas, no de asesinadas, que si eran pareja, que si no eran, que si fue a cuchilladas o estrangulada, que si se ahorcó después...que la vecina dijo... sin entrar en el más mínimo análisis del porqué pasa este horror.

Estos medios ni siquiera se hacen eco de la protesta en la calle que genera (consultemos en google qué medios recogen la noticia de la concentración). Las personas congregadas gritamos nuestra indignación, solo palabras, solo denuncia, solo exigencia de justicia, sin cuchillos, sin sangre...no hay noticia. Incluso molestamos a esa sociedad 
patriarcal, a esas instituciones patriarcales a esos medios de comunicación patriarcales.


Pero no nos cansamos, seguimos en la lucha porque si tocan a una nos tocan a todas, porque hay gente a la que sí le importa el ejercicio diario de la violencia machista y no se resignan, porque pensamos que  los avances sociales requieren constancia, sin desánimo y en la confianza de que antes o después se consiguen, como demuestra la Historia. 

¡Ni un paso atrás! ¡Si tocan a una nos tocan a todas!



A continuación transcribimos el comunicado que se leyó:

Comunicado 29M, Forum de Politica Feminista Murcia, Plataforma 7N Murcia
Plaza Belluga, 19:00

Si los poderes públicos no habilitan de inmediato recursos y presupuestos para hacer frente al terrorismo machista, que en lo va de año se ha llevado por delante a 37 mujeres y 9 niñas y niños, van a tener que asumir la responsabilidad que les corresponde, la responsabilidad de los asesinatos.

Hoy hemos salido a la calle para denunciar el pasado fin de semana negro: Tres asesinatos machistas, en apenas unas horas, y 37 asesinatos de mujeres por violencia machista.

Queremos resaltar que estos crímenes son la punta de un iceberg cuya base sostenemos día a día y que la base está conformada por un tipo de violencia que, en muchos casos, quiere ser ocultada o normalizada por la sociedad. Hecho que, finalmente, tiene como consecuencia que no se luche contra ello, que apenas siquiera se visibilice.

Así, día a día las mujeres tenemos que soportar el acoso callejero, el acoso sexual y por razón de sexo en el trabajo, las presiones que vienen impuestas por unos cánones de belleza totalmente ficticios e inalcanzables, la objetivización constante de nuestros cuerpos, etc. 

Son miles las violencias cotidianas que viven las mujeres. La invisibilización y la normalización de éstas conlleva que se siga sustentando un sistema que ya se ha cobrado 777 vidas en el Estado español entre 2010 y 2016. 

Se trata de una cifra de asesinatos exorbitadamente alarmante.

Sin embargo, en vez de aumentarse las medidas para la erradicación de la violencia machista y para la protección de las víctimas el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2017 presentado por el Gobierno, y que el Congreso de Diputadas y diputados votará en mayo, asigna al Programa 232C Violencia de Género, 27.728.180 euros (un 9,9% más que en 2016, pero un 10,8% menos que en 2010) y congela en 19.741.840 euros el Programa 232B Igualdad entre mujeres y hombres, un 41,2% menos que en 2010.

Las políticas contra la discriminación y la violencia machista suman 47,47 millones de euros, el 0,0001 % de los gastos del PGE para 2017 (443.133 millones de euros), porcentaje impropio de lo que se viene llamando pomposamente desde noviembre de 2016 ‘Pacto de Estado contra la Violencia de Género’.

No aumentar el presupuesto para 2017 es una ofensa a las víctimas, que no sólo son las asesinadas, sino a los 4 millones de mujeres que, según la Macroencuesta 2015 del propio Gobierno, sufren violencia de pareja (2,5 millones de mujeres) o sexual fuera de la pareja (1,5 millones).

Esta dotación pírrica es seguir sin asignar ni un euro a la prevención en los ámbitos educativosanitario y de medios de comunicación, no realizar la prevención y atención a la violencia sexual que exige el Convenio de Estambul vigente desde 2014, no mejorar la respuesta judicial y no cubrir el coste de los servicios jurídicos, sicológicos y sociales en las Entidades Locales establecidos en el art. 19 de la Ley O 1/2004.

Tampoco se pueden hacer políticas para las mujeres sin las mujeres y las organizaciones de mujeres.

Las mujeres, víctimas directas de la violencia patriarcal, nos encontramos desprotegidas.

Ridiculizadas en muchos casos ante una posible muestra de preocupación yculpabilizadas, después, por no haberlo visto venir antes.

Y tambien sucede que, en aquellas numeerosas ocasiones, que nos atrevemos a llevar adelante la denuncia nos encontramos ante una justicia que no pone los medios para protegernos y que, en muchas ocasiones, llega a culparnos a nosotras de lo que hemos sufrido.

Como sociedad civil de la Región de Murcia denunciamos todos estos hechos que han desembocado en que el número de víctimas por violencia machista no deje de crecer conforme pasa el tiempo.

Es necesario que se eduque desde la infancia en la igualdad, que se elimine la brecha salarial, que el acoso laboral sea juzgado como se merece, que se aumente el presupuesto en prevención de la violencia machista y en protección de las víctimas, que deje de normalizarse y ridiculizarse los micromachismos y las violencias cotidianas.

¡Ni una  más!
¡Juntos y juntas somos más y más fuertes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario