domingo, 11 de junio de 2017

A.C.A.B.: Acciones Contra Amenazas Banales

Grupo de jóvenes portando inquietantes cervezas y amenazadores cigarrillos en un contexto claramente revolucionario


Los trece tuits de Cassandra o los quince de Pablo Hasel, las letras de los raperos Valtonyc, Ayax y Prok o César Strawberry son algunas de las últimas respuestas que se pueden dar al un dos tres responda otra vez cosas que tienen multa gorda o cárcel chunga en la mayor operación de cosmética política de este país que muchxs convinieron en llamar «la Transición» y que resultó en eso que esxs mismxs Convinieron en llamar «democracia». Las comillas nunca fueron tan oportunas. De entre todo el elenco de excusas que salen de la boca de la Fiscalía, vienen pegando fuerte los grandes hits que ya nos sabemos de memoria: «enaltecimiento del terrorismo», «injurias a la Corona», «calumnias a las instituciones del EstAdo».


El último combo ganador que nos llega a la Coordinadora Anti Represión es el caso de un joven de Lorca, sancionado económicamente por lucir camiseta con las siglas “A.C.A.B” en un posado muy suBversivo (risas irónicas) con sus compañeros de farra.

En la foto, que adjuntamos para que el/la lector/a saque sus propias conclusiones personales, se aprecia un grupo de jóvenes portando inquietantes cervezas y amenazadores cigarrillos en un contexto claramente revolucionario, guerrillero y agitador como es salir de fiesta con los colegas. Este acto vandálico -que por alguna razón que todavía hoy muchos cafés después se nos escapa -captó la atención de algún Súperprofesional Garante de Nuestra Seguridad con una capacidad visual por encima de la media a juzgar por las siglas casi ininteligibles en la camiseta y la total ausencia del polémico desglose del acrónimo: Todos los Policías son Unos Cabrones (del inglés All Cops Are Bastards). La tremenda afrenta, que no podía pasar desapercibida a un ojo entrenado, acabó con una multa de 300€ tras la publicación de la famosa instantánea en el muro de Facebook del denunciado, ya etiquetAdo como anti-sistema altamente multable.

Así aprenderá.


En la denunCia policial con fecha 1/11/2016, que adjuntamos a continuación, se puede leer lo siguiente:

"Hecho denunciAdo: La falta de respeto y consideración cuyo destinatario sea miemBro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones de protección de la seguridad, cuando estas conductas no sean constitutivas de infracción penal.

Observaciones: REALIZANDO EL AGENTE DENUNCIANTE LAS TAREAS PROPIAS DE SU CARGO, OBSERVA EN LA RED SOCIAL "FACEBOOK" EL PERFIL DEL DENUNCIADO, ACCESIBLE AL PÚBLICO DESDE CUALQUIER PERFIL DE LA CITADA RED SOCIAL VESTIDO CON UNA CAMISETA COLOR NEGRO CON LAS SIGLAS A.C.A.B. Y LA FRASE "ALL COPS ARE BASTARDS" (TODOS LOS POLICÍAS SON UNOS BASTARDOS)".


Pero la historia no empieza Aquí. El revolucionario anti-sistema nos relata que ya le pusieron una multa anteriormente por pasearse por la calle con esta misma camiseta:
"Hace dos años me llegó una denunCia semejante por la que tuve que asistir a un juicio de faltas en el cual se me llegaba a condenar hasta con 5 días de prisión". 

Efectivamente, el artículo 37.4 de la graciosamente llamada Ley Mordaza (por lo acertadísimo de la metáfora) contemplA como infracción las faltas de respeto a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Desde la entrada en vigor de la –atentxs que viene el chiste- Ley De Seguridad Ciudadana (que es como los del desGoBierno han convenido llamar a esta manera de regular y hacer caja con la represión) unas 30 personas al día son sancionadas dentro y fuera de las redes por «faltas de respeto» al personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, siendo el tercer motivo de multa por detrás de tenencia/consumo de drogas y tenencia/exhibición de armas prohibidas. Estamos hablando de 131 millones de euros de caja desde su entrada en vigor en julio de 2015. No está nada mal el negocio, no.

Ahora bien, ¿qué es una «falta de respeto»? Veamos algunos ejemplos tirando de hemeroteca online: hacerle una foto a un vehículo de la policía aparcado en zona de minusválidos, darle un megusta a un vídeo que se mofa de una actuación policial, llevar un bolso (un beso desde aquí a Belén Lobeto y un aplauso a ese hilarante All Cats Are Beautiful), llamar «escaqueados» a los agentes de tu pueblo, subir a tu canal de Youtube un vídeo de la policía requisando una caja de pescado a una persona sin recursos  (entre paréntesis diremos que el chaval en cuestión además decía no haber sido el autor de la grabación de susodicho vídeo), fotografiar policías (aunque seas un fotógrafo/periodista acreditado, ojo) «excediéndose en el ejercicio de sus funciones» (esta es la manera ambigua-diplomática de decir que van de farlopa hasta los ojos y se les va la olla con la violencia y se ceban injustificadamente), escribir un rap, mandar tuits o llevar una camiseta.

En la interpretación de la ley, unA camiseta atenta contra la Seguridad Ciudadana: ¿hola? ¿Alguien en la sala me puede decir el año en el que vivimos? Existe una brigada especialmente destinada a investigar delitos informáticos que parece ser que en los recreos se dedica a vigilar las redes. Visto lo visto, la GDT, que es Como se llama al Grupo de Delitos Informáticos de la Guardia Civil, podría rebautizarse como la JóDT. ¿Qué tipo de trabajo es este? ¿Hay oposiciones para esto? ¿Hay algún nene o nena que ya desde temprana edad quiera quiera quiera ser perro que olfatea las redes? Y, más allá de cuestionar este puesto de trabajo, su sueldo y sus funciones, ¿por qué hay un Señor Agente o Señora Agenta mirando nuestros muros de facebook? ¿Los muros de quién están siendo visitados y por qué? Y, más allá de las redes, ¿qué interés tiene Algo escrito en una camiseta? ¿Van a redactar una ley que estipule qué debemos tener en el armario? ¿Y las tiendas o las marcas que vendan o fabriquen estas camisetas que atentan contra nuestra seguridad las van a cerrar? ¿También van a comerse una multa lxs diseñadorxs? ¿Y si me lo tatúo en el Brazo? ¿Cuántas veces me pueden multar? ¿Se me acabarán los puntos como cuidadana según el número de multas que tenga por atentar contra la seguridad? ¿Qué seré cuando deje de ser ciudadana? ¿Y qué demonios es eso de la seguridad? ¿La seguridad de quién?

 La cosa es tan ridícula como cabreante; y no sabemos si al rebajar el nivel de conocimiento del uso de la lengua española en las pasadas oposiciones a policía, se ha elevado proporcionalmente el grado de estupidez de quien desempeña este trabajo. Todo son conjeturas. Quizá las conjeturas también tengan multa. Quizá este artículo tenga multa. Quizá tararear un rap metida en el coche en un semáforo tenga multa. Quizá defender la libertad de expresión y visibilizar casos como el de este chico de Lorca sea «resistencia a la autoridad».

Queridxs todxs, hay un antes y un después a la Ley Mordaza, como esos amores que te marcan de por vida:

A.C.A.B., Acuérdate Cuando Amábamos Bonito. 




______________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario