sábado, 24 de marzo de 2018

LA REPRESIÓN QUE NO CESA: CATALUÑA Y MURCIA

Anoche ante la Delegación del Gobierno en Barcelona
Cruce de Santiago El Mayor, Murcia


La Coordinadora Anti Represión de la Región de Murcia se solidariza con el pueblo catalán en su legítima aspiración y anhelo democrático de construir una república y en contra de la deriva autoritaria del Estado español. Éste no ceja en su empeño de subyugar a todos los pueblos actualmente integrados en un régimen monárquico decadente, heredero del franquismo y cimentado sobre la base de una operación de marketing político falsamente llamada “transición a la democracia” como artificio indispensable para engañar a la población, domesticar sus ansias de libertad y arrebatarle su soberanía. Durante estos 40 años de falsa democracia vendida a bombo y platillo por sus medios de desinformación de masas hemos presenciado y sufrido un proceso de degradación social, laboral y económica de la mayoría en favor de las élites económicas y políticas que continúa en la actualidad y genera conflictos sociales.



Los grandes poderes económicos no respetan la voluntad popular ni la democracia participativa. Por esta razón el Estado y sus fuerzas represivas acuden al auxilio de dichos intereses ocultos que nos gobiernan en la sombra. Por tanto, ilegalizan consultas democráticas, criminalizan ideas, partidos y organizaciones, intervienen autonomías, procesan, multan y encarcelan.





Tanto en Cataluña como en Murcia, el Estado reacciona de la única manera que sabe y que es inherente a su propia existencia y sentido de ser; para seguir protegiendo los intereses económicos de los grandes capitales recurren a la represión generalizada: ayer encarcelaron miserable y vengativamente a líderes políticos elegidos soberanamente por el pueblo catalán mediante un auto de prisión incondicional y sin fianza que no se sostiene jurídicamente, sino únicamente gracias a la prevaricación amparada por un régimen político decadente en el cual no existe separación de poderes puesto que todos ellos están instrumentalizados y confluyen para proteger, apuntalar y sostener a políticos corruptos al servicio de las oligarquías que hacen de nuestro país su cortijo particular en el que conducen sus negocios multimillonarios en detrimento de la calidad de vida y la dignidad de sus habitantes.

Los Mossos d’Esquadra dispararon salvas y golpearon con las porras a las decenas de miles de personas concentradas, provocando al menos 35 heridos

Enlace: duras cargas policiales ante la Delegación del Gobierno de Barcelona

Por esta misma razón el asedio policial intolerable continúa en el barrio murciano de Santiago El Mayor donde pretenden instalar cámaras de vigilancia por los barrios adyacentes, y se intensifica la represión hacia los vecinos que luchan por un futuro mejor respecto del proyectado erráticamente por nuestros caciques locales y nacionales, con su infame Delegado del Gobierno a la cabeza que no cesa en proferir amenazas de forma pública y ejecutarlas a través de sus fuerzas represivas desplegadas de manera permanente en contra de los intereses de la ciudadanía. En la movilización feminista del 8-M se produjeron cargas policiales reiteradas. A día de hoy, continúan las multas y las detenciones de compañeras en la lucha. El hostigamiento policial persigue aplastar las movilizaciones y ejecutar la infamia de marginar de por vida a más de 100.000 habitantes de los humildes barrios del Sur, por culpa de un muro infranqueable y de un innecesario despilfarro multimillonario para inaugurar un chapucero AVE a Murcia por Alicante, como reclamo publicitario que oculta el verdadero proyecto desarrollista del Corredor del Mediterráneo, que significará que miles de toneladas de mercancías incluidas las peligrosas atraviesen nuestra ciudad. Es precisamente por esto último por lo que no pueden soterrar su maldito AVE y por lo que imponen a la fuerza la llegada en superficie tanto del AVE como del Corredor Mediterráneo. Mientras tanto seguirán difundiendo la mentira oficial de un inexistente soterramiento exigido por el vecindario gracias a la colaboración vergonzosa de los medios de comunicación al servicio del poder.

Por todo lo anterior hacemos un llamamiento a la autoorganización, la movilización y la solidaridad en contra de la represión tanto al pueblo catalán como al murciano para denunciar la represión sistemática ejercida por el Estado en contra de las legítimas aspiraciones de los diversos pueblos expresadas libre y democráticamente.


SI TOCAN A UNX, NOS TOCAN A TODXS

MURCIA CON CATALUÑA, CATALUÑA CON MURCIA

DELEGADO DEL GOBIERNO, DIMISIÓN

LA SOLIDARIDAD ES LA TERNURA DE LOS PUEBLOS

LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO




sábado, 3 de marzo de 2018

VIOLENCIA ES NO PODER DISPONER DE LOS LOCALES PÚBLICOS VECINALES





Cuando los espacios públicos devienen cortijos donde el Partido imPopular tejemaneja sus redes clientelares 

El Movimiento Feminista de Murcia 

Que se viene produciendo de un tiempo a esta parte el desmantelamiento sistemático de La Cosa Pública no es algo que vaya a pillar por sorpresa a nadie a estas alturas de la crisis. Habrá a quien le parezca mal (lxs usuarixs de los servicios púbicos) y a quien le parezca estupendo (lxs usuarixs de la gamba roja), pero desde luego novedoso no le va a parecer a nadie. Es verdaderamente triste y alarmante cómo normalizamos las migajas a las que nos tienen acostumbrados nuestros mal llamados representantes. 

Pero no hemos venido a hablar de la sanidad ni de la educación. Hemos venido a hablar del Centro de la Mujer de Santiago el Mayor, ese barrio en pie que es ejemplo de lucha vecinal y dignidad y que está demostrando que ningún políticx está a la altura de las zapatillas de andar por casa de cualquiera de sus vecinas. 

Las dimensiones globales de los problemas derivados del Patriarcado y de la Violencia Machista quedan perfectamente reflejadas en lo que se conoce mundialmente como el Paro Internacional de Mujeres, que ya en 2017 aglutinó a millones de mujeres de más de 54 países en todo el mundo. La Comisión 8 de Marzo (así se designa el trabajo territorial, colaborativo y organizativo en torno al cual se articula el Movimiento Feminista en España) ha convocado para el jueves 8 de marzo en todo el Estado una jornada de huelga de cuidados, consumo, estudiantil y laboral. En Murcia, los colectivos que integran y trabajan dentro del Movimiento Feminista acordaron celebrar una asamblea con las mujeres de las vías para lo cual contactaron con distintos centros de gestión pública: el Centro de la Mujer, en primer lugar obviamente y la Biblioteca Pública de Santiago el Mayor. El fin de esta reunión era acordar acciones conjuntas e informar sobre la jornada de huelga que, además de proponer actividades y acciones que se mantendrán a lo largo de todo el día, recorrerá en manifestación las calles de la capital desde la Plaza de la Fuensanta para terminar en las vías del tren a su paso por Santiago el Mayor. 

Aquí debemos aclarar que estos centros presuntamente públicos (sostenidos económicamente con el dinero de todxs) son sin embargo gestionados desde la cara B, las esferas privadas del Partido imPopular. Concretamente, en el caso del Centro de la Mujer, se nos llegó a advertir sobre el contenido de nuestra charla: podíamos reunirnos allí pero estaba terminantemente prohibido hablar de la Jornada de Huelga Feminista o de la manifestación prevista para el 8 de marzo. Como sin duda alguna lxs políticxs del partido de más larga y rancia tradición en nuestra región sabrán, las feminazis exageradas y locas no conocemos mordazas y no tenemos vocación de secretarias a las que se les pueda dictar lo he hemos de hablar y lo que no. Así pues, finalmente (dando la callada por respuesta, que así es como se toman ciertas decisiones en esto que algunxs han convenido llamar pomposamente ‘democracia’, y que nosotras nos vemos forzadas a entrecomillar y cursivear) no otorgaron el permiso de reunión. 

Tejemanejar es el verbo, el Partido imPopular el sujeto y las redes clientelares el sintagma nominal. Los centros presuntamente públicos son para los amigotes y las amigotas afines, o, con suerte, se puede acceder a ellos a través de la intermediación de algún partido político (que esto nos sirva de ilustrativo ejemplo del laberinto que nos podemos encontrar en el tramposo camino de la participación ciudadana en la vida política) por mucho que la página web del ayuntamiento en su pestañita de la Concejalía de Derechos Sociales sostenga que su razón de ser es “apoyar, favorecer la autonomía y el bienestar social de todas las personas que residen en la ciudad de Murcia”, por mucho que puedan prometer y prometan “el fomento de una cultura de solidaridad, cooperación y participación social y comunitaria”, por mucho que en esa otra página de realidad virtual del Consorcio de Entidades para la Inclusión Social (CEIS Integra) donde viene toda la info sobre el local en cuestión ponga en letras mayúsculas que la población destinataria de uso de ese espacio son MUJERES. 

La putrefacta política del partido que desgobierna la región de Murcia (bien distinta de la política de los movimientos sociales y su sana democracia interna participativa) nos retrotrae a esos tiempos que algunos recuerdan con nostalgia fascista donde la libertad de expresión, de reunión y de manifestación se cobraban en cárcel, multas, persecución y represión. Concretamente las multas, persecución y represión que están sufriendo todavía hoy lxs vecinxs de Santiago el Mayor y personas de la Acampada Murcia Sin Muros por parte de la Policía Nazional -que también tiene en acampada permanente su furgoneta a las órdenes de aquellxs que dicen que nos representan: lxs de la gamba roja que citábamos más arriba y que van a ver engordar los ceros de sus cuentas con la llegada del Ave y del Corredor del Mediterráneo. 

En cualquier caso, como las femiListas estamos empeñadas en luchar por nuestro final feliz, el miércoles nos acabamos reuniendo con las mujeres de las vías en otro local. En cualquier caso, aunque a algunxs les parezca poco imPPortante, el feminismo se hace imprescindible para acabar con todas las violencias que se ejercen contra la mujer por el mero hecho de serlo; acabar con las violaciones, abusos y agresiones sociales, laborales y económicas. Imprescindible en los tribunales donde se sigue impartiendo injusticia para muchas madres. Imprescindible en la lucha contra la feminización de la pobreza, imprescindible en la lucha conjunta con los colectivos LGTBIQ, imprescindible para entender y educar en el respeto y la diversidad. En todos los casos, a nosotras nos parece lamentable que desde algunos PPartidos el feminismo se considere una foto y unas pocas declaraciones en prensa que sólo buscan un rédito electoral Y, en cualquier caso, el 8 de marzo -muy a PPesar de algunxs- vamos a gritar bien fuerte: 

¡Unidas y fuertes, feministas siempre!


         



____________________________