lunes, 6 de marzo de 2017

Carta anónima de una madre de Murcia sobre lo que le ocurrió con miembros (neonazis) de "Lo Nuestro"



Nos ha llegado esta carta anónima de una madre de Murcia a propósito de lo que le ocurrió este sábado cuando fue a hacer la compra al Súper Dumbo de la Cárcel Vieja con su hijo de 9 años.

Pensamos que su testimonio/opinión es muy interesante por todo lo que está pasando últimamente en Murcia en torno al auge de los grupos neonazis, y que muchas personas se pueden ver reflejadas en esta historia que cuenta.

No sabemos quién es, pero estamos segurxs de que agradecerá muchísimo su publicación y difusión.
    
"MAMI, ¿YO SOY UN INMIGRANTE?

Una puede pensar que la educación está en todas partes y que nuestros hijos e hijas son esponjitas veinticuatro horas al día. Y, efectivamente, así es. Esta mañana fui al Súper Dumbo que hay cerca de la Cárcel Vieja de Murcia a comprar con mi hijo unas cosas y me encontré en la puerta con una vecina con la que me puse a charlar unos minutillos. Hasta aquí todo bien y normal. 

Lo raro empezó cuando me despedí de mi vecina y busqué en el aire la mano de mi hijo para entrar en el supermercado: Mami, ¿yo soy un inmigrante? Me quedé en blanco un segundo mirando la cara de mi hijo antes de decir: Por qué dices eso, cariño. El nene no me supo contestar pero me señaló una mesa cubierta con una bandera de España con comida que unos zagalones tenían desplegada en la puerta del Súper Dumbo. 

Al preguntarles que aquello qué era, me explicaron muy amables que hacen una “obra social” no para los inmigrantes sino sólo para los españoles que “lo están pasando mal y que nadie les ayuda”. Cogí a mi hijo de la mano y entré deprisa a hacer mis compras sin coger el papelito que me ofrecían (donde imagino que explicaban todo) y sin decir nada. Me dieron miedo. Me dio miedo eso de “sólo los españoles” porque me sonó a facha. Y ya sé que la bandera de España es de todos pero ese discurso me parece muy peligroso. 

No me gusta nada que haya gente justificando el racismo en las puertas de los supermercados donde voy con mi hijo a comprar mis cosas. No sé por qué están ahí. No sé por qué se ponen ahí y no sé por qué tienen que hablar con mi hijo de 9 años. Mi hijo va a una escuela pública y hay un niño chino en su clase, dos niños marroquíes y una niña senegalesa. Son todos amigos, juegan juntos, se relacionan, se cuidan, se respetan y no saben qué significa ser chino, ni marroquí, ni senegalés, ni español porque los niños no entienden de fronteras. 

Mi hijo nunca dijo “inmigrante” hasta esta mañana ni supo de ningún tipo de diferencias ni mucho menos de discriminación. No quiero que mi hijo crezca pensando que hay gente que “no tendría que estar aquí”, o “que por no ser de aquí” tenga derecho a menos. Los programas educativos de los colegios públicos tratan la diversidad y educan en la multiculturalidad. El colegio de mi hijo promueve actividades de convivencia y compañerismo. En el día a día de la clase se fomentan valores de respeto y tolerancia. No se educa en la exclusión, el rechazo, la diferencia o en el discurso de “el otro”. 

Pienso en cómo está la situación económica en España y pienso que quizás mi hijo de mayor tenga que salir fuera a buscarse un futuro y pienso en otras mesas con banderas en las puertas de otros supermercados en otros países donde quizás mi hijo sea “el que viene de fuera” y me parece que no es ese el mundo que quiero construir para mi hijo ni para nadie.

Al llegar a casa no podía quitármelo de la cabeza y he estado buscando en internet. He visto hasta fotos de los mismos chicos que estaban en la mesa esta mañana y me ha dado más miedo todavía. Parece que son una especie de organización que se llama Lo Nuestro y que tienen esa “misión”: dar de comer a los españoles, hablar mal de los inmigrantes en su facebook y en los papeles que reparten y (mal)educar a nuestros hijos a las puertas de los supermercados.

No sé qué puede hacer una madre con todo esto. Me ha parecido que a lo mejor escribir sobre lo que me ha pasado puede hacer que alguien haga algo y no los dejen ponerse ahí más. ¿Se puede llamar a la Policía en estos casos? ¿Lo hablo por el grupo de wasap de madres y padres a ver ellos qué piensan? ¿La comida que estaban repartiendo era de ese supermercado? ¿Pueden los políticos hacer algo? Yo no sé de política pero si los veo en la puerta otra vez, no entro.Escrito por una madre cualquiera "

_______________________________________


15 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con esa madre: Dan miedo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es horripilante! Dar de comer a gente necesitada... Bufff, que horror, nada que ver con nuestros amigos musulmanes, que quitan el cerdo de los comedores de nuestros colegios y construyen mezquitas donde explican como matarnos con un autobús. ¿O que decir de las bandas latinas? Esas asociaciones benéficas donde la juventud aprende lo bonito de la amistad adolescente mientras rajan a las bandas enemigas... Y estos de "Lo nuestro" repartiendo comida, que horror... Mucho mejor el multiculturalismo que nuestros vecinos de toda la vida ¡Donde va a parar!

      Eliminar
    2. si estubieran trabajando y estudiando hasta que les sangren las manos y los ojos como yo , a lo mejor no les queda tiempo para estar por ahi haciendo el delincuente por las noches. resumen un pico y una pala les daba yo

      Eliminar
  3. Caribu, cruz roja y otras asociaciones sólo prestan servicios a inmigrantes en España. Además los españoles ya pagamos con nuestros impuestos las políticas sociales para los inmigrantes.

    Asociaciones como "lo nuestro" surgen para protestar ante la situación que sufre el español en su propio país. Es el último en su país. Luego a título personal cada cual puede ayudar a quien quiera.

    Resulta que todo el espectro político apoya la imigración. Casualidad? El liberalismo y capitalismo por intereses económicos para beneficiar al empresario y perjudicar al obrero local. Y para "salvar" su economía por supuesto. El progresismo porque es su nueva carne de cañón, su nuevo "proletariado".

    Nos vamos a la mierda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy español pero mi esposa si. De momento no hemos tenido que pedir ayuda a nadie. Ni yo ni mi mujer entendemos tu comentario, no conocemos ayudas de organizaciones que sean discriminatorias para españoles. Mi mujer cuando se ha quedado sin trabajo pues ha cobrado el paro y despues la ayuda familiar.Yo aun no he dejado (salvo operaciones y enfermedad)de trabajar en casi 30 años. llevo este tiempo cotizando en España ademas de pagar impuestos, todos los impuestos y creo y espero tener derecho en el futuro a las ayudas que correspondan a cada uno. No se a que ayudas solo para inmigrantes te refieres. Dame algun dato ...x si me interesan jejeje.

      Eliminar
    2. Soy colaborador de Cruz Roja y lo que dices es mentira. No existe ningún departamento en esta organización en la que se discrimine a nadie por su origen. De hecho, de los 20 niños que atiendo en el comedor y atención extraescolar, sólo 8 son de padres inmigrantes.

      Eliminar
    3. Pues solo tenéis que buscar en Google "caribu". Mi tía ha ido varias veces a cruz roja y le han denegado ayuda en cuestión de comida por ser española. Hay veces que sí le dan a españoles, pero no siempre. Y luego las cantidades de campañas que hacen para ayudar al de afuera, y que colabores. Mientras los españoles se tienen que marchar por falta de recursos aquí, o se ven en la calle.

      Eliminar
    4. Red Acoge también negó hace poco ayudar a una familia que vivía con 400 euros en Madrid, y les dijeron que el ámbito de actuación está limitado a la población inmigrante. Y si, Red Acoge la pagamos todo con impuestos. Los colectivos que ayudan a españoles no reciben subvenciones y gastan su tiempo, su dinero y en ocasiones se juegan su integridad física (ataques de ultras anti-españoles y bandas de inmigrantes) solo por ayudar a su gente y protestar por tal situación. Y eso es lo que os indigna y jode.

      Eliminar
    5. Y bueno, no culpo a los inmigrantes. Ellos hacen lo que todo el mundo haría, si me dan tantas ayudas por ser inmigrante, pues para allá que voy. Y además me construyen edificios sagrados si hace falta y derriban otros de religión contraria a la mia, pues mira. Se agradece.

      Y bueno, por eso no piden tanto asilo los "refugiados" en España, prefieren Dinamarca, Suecia o Alemania. Allí Sí que se vive bien. Por otra parte, la inmigración en España no aumenta desde que estamos en crisis... vaya por dios, ya no se viven TAN bien, no? Y enhorabuena kotoski por llevar trabajando 30 años en España, muy pocos padres de familia pueden decir esos hoy en día. Mi padre por ejemplo.

      Eliminar
    6. " 21 de octubre en el BOCM 253 Orden de 20 de octubre de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras" busca ese documento oficial y verás que más del 70% de los beneficiarios de ayudas para el alquiler son extranjeros y en su mayoría árabes.

      Eliminar
    7. Porque cumplen los requisitos.no por ser inmigrante.

      Eliminar
  4. Para la ocupación de la vía pública o de la entrada del super, algún permiso necesitarán, ¿no? Pues a quien otorga ese permiso es a quien hay que hacer llegar las quejas.

    ResponderEliminar
  5. Soy trabajador social. Las ayudas son objetivas y baremables, es decir tienes que tener unos requisitos. Si los cumples recibes la prestación. Dejad de intoxicar. Además las ayudas son las que son es decir porque x reciba una ayuda no quiere decir que y no la reciba. Además se pide permiso de residencia y padrón. Usáis vuestra labor para propagar racismo y xenofobia además de manipular y mentir.

    ResponderEliminar
  6. Por cierto las mismas ayudas que reciben los españoles emigrados en la unión europea

    ResponderEliminar